Como ya avanzamos nada más empezar el año, el Internet de las Cosas, va a ser tendencia este año. Prueba de ello, la presentación de novedades con motivo del Mobile World Congress de Barcelona. Hoy mismo la prensa se hacia eco de los últimos periféricos presentados en el congreso mundial, como el Xperia Touch de Sony. Un proyector capaz de convertir en dispositivo táctil cualquier superficie.

También observamos avances en los nuevos Smart Tvs y automóviles conectados (que no autónomos) que están suponiendo la regla a seguir en los próximos años. Pero sin embargo, en ambos supuestos, como pasa con los dispositivos vanguardistas, el fantasma de las vulnerabilidades siempre se  cierne sobre ellos.

Los Automóviles Conectados

Son ya muchos los años desde los que los automóviles conectados como parte de ese Internet de las Cosas, han marcado una pauta de revolución en sector del automóvil. En el MWC 2017 ha sido presentado por parte de Vodafone el C- V2X un sistema inteligente en la vanguardia de lo que llamaríamos tecnología 5G. Ha sido presentado junto con el coche futurista Shiwa Quattroruote que podéis observar en un vídeo del año pasado. Este sistema interactuará con dispositivos de otros vehículos y de la ciudad.

En general, la posibilidad de estos autos de acceder a la red, abre un mundo de posibilidades a la hora de implementar aplicaciones de búsqueda de aparcamiento, reserva de parking, entre otras. Pero ya saltó la alerta en 2015 cuando surgió la posibilidad de que estos autos pudieran ser hackeados. Esto se expuso en el informe elaborado por el senador estadounidense Ed Mackey. Aunque no tendría consecuencias tan drámaticas como en el caso de un coche de conducción autónoma, estaríamos hablando del acceso de multitud de datos personales importantes muy solicitados por aseguradoras y otras empresas. Los ataques de los hackers podrían llegar desde las conexiones Bluetooth, un CD o dispositivo móvil Android infectado, entre otros supuestos.

Pero no os preocupéis, los constructores tomaron nota del informe, y aunque la amenaza de un ataque siempre está presente, los nuevos modelos gozan de mejores protecciones contra los mismos.

Con las smart tv podemos estar conectados a la red desde nuestro televisor.

Smart TV, la tele del internet de las cosas

Son muchos los modelos que ya podemos encontrar en el mercado actualmente. Toda una gama de televisores con reconocimiento de voz y acceso a internet. Ya sabemos por numerosas publicaciones, que los televisores con reconocimiento de voz registran todo lo que hablamos cerca, a pesar de que sólo se utilice aquel comando que enciende el dispositivo.

Ransomware y vulnerabilidades

La semana pasada, la Oficina de Seguridad del Internauta, avisó de una alerta relativa a este tipo de televisores, y extendiéndolo a todos aquellos aparatos del internet de las cosas. Ya, que el hecho de que esté conectado un dispositivo, siempre lo puede hacer susceptible de sufrir un ataque.

Que suframos un ataque es de las sorpresas más desagradables que podemos sufrir.

El ransomware, o secuestro digital, es aquel ataque informático, que en sus inicios bloqueaba el equipo a un nivel muy básico hasta que desembolsábamos una pequeña cantidad de dinero por un sistema como Paysafe. Cuando se difundió este tipo de ataques como el del llamado “virus de la policía” y como eliminarlo, los hackers lo mejoraron.

El siguiente nivel del ransomware se apropiaba básicamente de la información de nuestros equipos, cifrándola e impidiéndonos acceder a ella a cambio de un rescate (de ahí la palabra ransomware) el cual debía de realizarse siempre en bitcoins.

Pero actualmente, los ciberdelincuentes, han situado los aparatos conectados a la red en su punto de mira por poseer información muy valiosa de sus usuarios relativa a sus datos más personales. El ransomware, según describe la OSI, ya ha llegado al internet de las cosas. Se han reportado casos de smart tv bloqueados por el famoso virus de la policía.

Como suele ser habitual, uno de los principales motivos de que nuestros dispositivos sean infectados, sea sobretodo por la descarga e instalación de Apps, de dudosa procedencia o de tiendas no oficiales. Por ello entre otras recomendaciones la OSI da unas pautas para evitar estos ataques, recomendaciones muy similares a las que se dan para los móviles y tablets:

  • Instalar únicamente Apps de tiendas oficiales.
  • Mantener siempre el Sistema Operativo Actualizado.
  • No conectar al dispositivo ningún dispositivo de almacenamiento externo o USB que pensemos, pueda estar infectado.
  • Conectémonos únicamente de nuestra red wifi u otra que sepamos sea segura, evitando las redes wifi abiertas.
  • No modifiquemos las medidas de seguridad de los dispositivos, como por ejemplo rooteando un smart tv.
  • En caso de infección de nuestro dispositivo, ponernos en contacto con el fabricante, que nos asesore de los pasos a seguir.

Esperamos que estos pequeños consejos os guíen para evitar sorpresas desagradables y hacer posible que la tecnología y la ciencia puedan representar el bienestar y no la puesta en peligro de nuestros datos y bienes.

Por ello recordad que la mejor medida preventiva es la información.

¡Nos volveremos a ver por LawTic!

 

Jaime

Jaime

Abogado de Derecho Tecnológico Informático y diseñador gráfico como afición.
Jaime
Share This